Con la maleta preparada y a pocas horas de embarcar destino Miami, Eloi Gómez (Santiago de Compostela, 1992), Fundador y CEO en Jeff, atiende a Startup Valencia para compartir el roadmap de la compañía en este 2022 y sus sinergias con el ecosistema tecnológico valenciano, del que son uno de los principales referentes por volumen de empleados e inversión y al que contribuyen activamente como Global Partner de la organización.

 

Aprovechando que vienes de un extremo del mundo (Oriente Medio) para volar hacia el otro (Estados Unidos), y que visitar, hacer negocios e instalarte en otros hubs forma parte de tu trabajo habitual, ¿cómo saldría parada Valencia en una comparación con otros ecosistemas?

“Diría que somos una región con gran potencial. Es cierto que no hay un tejido consolidado de scaleups que hayan alcanzado cifras alrededor de los 100 empleados o +10M de ARR (ingresos recurrentes anuales), pero tiene mucha cantera potenciada por el ‘efecto arrastre’ de las aceleradoras locales y el relativo bajo coste de emprender. Si lo vemos en términos de futuro, el panorama es alentador. Tiene aspectos que no se pueden comprar como la calidad de vida, el clima, el balance entre ocio y trabajo… Si le añadimos la batalla por el talento y el cambio de paradigma del trabajo en remoto, tenemos una oportunidad única de posicionarnos como uno de los ecosistemas en los que la gente quiera estar.”

 

¡Y nos lo dice un gallego! Si echas la vista atrás al momento en el que Jeff apostó por montar sus headquarters en Valencia, ¿se puede calificar de acierto?

“Al 100%. Ninguno de los fundadores de Jeff es valenciano, pero vimos muy claro el potencial de la ciudad y también nos motivó que el ecosistema estuviera naciendo, porque eso permite posicionarse y ser más reconocidos. Para una compañía y un equipo con visión internacional como la nuestra, Valencia es un polo de atracción de talento brutal porque a todo el mundo le gusta vivir aquí.”

 

La decisión que tomasteis en su día de apostar por Valencia ya no resulta tan extraña si tenemos en cuenta que cada vez más empresas deciden abrir sede aquí, además de las que nacen en la propia ciudad. ¿Te preocupa que a mayor competencia haya más fuga de talento?

“Al contrario. Cuantas más compañías potentes haya en una ciudad, mejor. Significa que habrá más personas adquiriendo experiencia. El reto es conseguir dar el salto para tener empresas que tienen ARR de hasta 1M; luego hasta 5M; después hasta 10M; a 100M… Para ello es necesario un ‘mix’ de talento senior con experiencia escalando compañías, que seguramente es el que captamos como región emprendedora que ofrece buena calidad de vida, con cantera local.”

 

¿Y cómo lo conseguimos?

“La ciudad y sus empresas deben respirar más inglés, que sea la lengua oficial del ecosistema y sus empresas. Reconozco que es algo que ni siquiera en Jeff hemos logrado todavía, pese a muchos esfuerzos, pero necesitamos desesperadamente que sea así para atraer talento internacional y que éste no se sienta excluido. Otros aspectos no dependen tanto de nosotros como ecosistema, por ejemplo tener mejores infraestructuras o conexiones aéreas, pero la cuestión del inglés sí. Por otro lado, necesitamos más exits de gran tamaño que son los que benefician no sólo a fundadores sino al C-Level y a los first employees de la compañía, convirtiéndolos en microangels que pasan a apoyar otras startups en fase de consolidación o a montar nuevos proyectos.”

 

Hablemos de Jeff. ¿Qué esperáis de 2022?

“Es un año que afrontamos con muchas ganas. Creemos que tenemos la oportunidad de ayudar en el nuevo rediseño de las ciudades post-Covid. En Jeff apostamos por el servicio desde el local físico, por ahora en verticales de lavandería, belleza, gimnasio, coworking y próximamente de cafetería. Siempre con un enfoque de servicio, porque la experiencia requiere de ese contacto mientras que la compra de producto se ha trasladado más a canales online. Además, la pandemia nos ha marcado a todos a nivel personal y consideramos que muchas personas se han dado cuenta de lo que realmente quieren hacer, de ahí nuestra misión de democratizar el emprendimiento facilitando que alguien pueda iniciar un negocio físico con el mínimo capital y conocimiento específico posible.”

 

Justamente Valencia es Capital Europea del Turismo Inteligente para este 2022. ¿Cómo dibujarías esa urbe post-Covid?

“Cómoda y cercana. Cómoda en lo que a la logística y el delivery se refiere; cercana como sinónimo de humana. Muchas actividades y compras cotidianas las trasladaremos al reparto, pero lo que queramos hacer presencialmente tiene que estar impregnado de contacto personal porque es lo que nos define como sociedad.”

 

A nivel nacional, los números de rondas de inversión y exits son mejores que nunca. También se avanza en una ley específica para startups. ¿Es el mejor momento para emprender?

“Muchos de los unicornios que vemos ahora son compañías formadas hace 10 años o más… La capacidad de aguante es la mejor virtud del emprendedor. Pero, no debemos ceñir el emprendimiento a lo online, competir online es tremendamente difícil. Se usan herramientas muy similares, el coste de empezar es muy bajo, cuesta mucho diferenciarse en los productos no recurrentes… Vemos mayor oportunidad en el emprendimiento offline, por supuesto apoyado de tecnología en lo que a facilitar la reserva del servicio o el seguimiento de la oportunidad se refiere, pero donde el servicio se consuma en un punto físico.”

 

Si trasladamos esta reflexión del punto físico de venta al modelo de Jeff donde los locales son gestionados por emprendedores que se alían con la marca, pero son externos a la compañía… ¿Cómo se asegura una calidad uniforme en el servicio?

“El emprendedor es el primer interesado en hacerlo bien porque es su negocio. Jeff está para ayudar, no pretendemos que todas las franquicias sean iguales. Marcamos unas directrices de lo que sabemos que es un servicio que funciona, pero estamos atentos a sus sugerencias porque conocen más la identidad local y pueden proponer mejoras.”

 

El primer servicio de Jeff fueron las lavanderías. A partir de ahí, ¿cómo decidís qué verticales abrir?

“Nos interesan los servicios del día a día, sin un líder claro, con mercados fragmentados y en los que la tecnología puede ser un apoyo para crecer. Si cumple estos requisitos y vemos que desde Jeff podemos ayudar al emprendedor a captar los usuarios y retenerlos, adelante.”

 

Has comentado que Jeff tiene previsto lanzar próximamente servicios relacionados con cafetería. ¿De dónde sacas la energía para seguir ampliando verticales y dirigir una compañía cada vez más grande?

“Nuestra misión me ilusiona. Democratizamos el emprendimiento, que cualquier persona que quiera tener su negocio pueda y que no le limiten barreras económicas o de conocimiento. Y esto lo casamos con una visión en la que el consumidor quiere todo fácil, ahora y en un único lugar. Es difícil encontrar retos más motivadores, para mí es gasolina pura.”

 

¿Cómo valoras la labor de Startup Valencia y el impacto de tener un evento tecnológico internacional como Valencia Digital Summit?

“La labor de Startup Valencia durante estos 5 años es tan buena como necesaria, intentando aunar las necesidades de startups, inversores y organismos públicos y privados. Escuchar a todas las partes para buscar soluciones comunes en pro del ecosistema, es lo que hace que la Comunidad Valenciana de verdad se posicione como lo que está consiguiendo ser: un verdadero polo de innovación y atracción de talento tecnológico. Valencia Digital Summit es una prueba de que el ecosistema emprendedor valenciano tiene un potencial enorme de crecer como lo ha hecho estos últimos años. Eventos tecnológicos como este, demuestran la capacidad que tiene Valencia para traer a gente top mundial en sus áreas y crear esas relaciones tan necesarias con nuestro ecosistema. Es como ir plantando semillas, que iremos recogiendo para beneficiarnos todos en un futuro cercano.”

 

Sobre Jeff

Fundada en 2015 bajo el nombre de Mr Jeff, Jeff es una startup valenciana con presencia internacional que ha conseguido, a través de un modelo de franquicias, convertirse en el primer ecosistema omnicanal de servicios del día a día. Jeff pone a disposición de los emprendedores su sistema propio “Business in a box”, con soluciones integrales y una tecnología única para ayudar al establecimiento de sus negocios bajo el expertise de la marca. Todo ello a la vez que, gracias a su filosofía “The Good Good Life”, los usuarios finales pueden contratar a través de una única aplicación, Jeff App, servicios de lavandería y tintorería, fitness y espacios de coworking y café en su barrio según su conveniencia y necesidades.

 

 

Trabajar juntos
nos hace más fuertes

Trabajar juntos
nos hace más fuertes

HAZTE PARTNER