El futuro de la salud es uno de los factores más determinantes en la calidad de vida, pero hasta la llegada de la pandemia no estaba en la lista de prioridades del Venture Capital ni tampoco tenían tanta repercusión o había un gran volumen de startups dedicadas a este nicho. De golpe, el concepto de ‘salud’ ha cogido de la mano al de ‘bienestar’ y aspectos como la alimentación, la salud mental, el estrés, el ejercicio… tienen cada vez más la atención del gran público.

Desafíos del sector eHealth: buscando el grial de la longevidad

El ser humano siempre ha estado interesado en prolongar su vida y hacerlo aumentando la calidad con la que se llega a etapas más avanzadas, hay incluso quienes se embarcan en una supuesta búsqueda de la eternidad o el hackeo de nuestras propias células para el rejuvenecimiento, como investigan desde Altos Labs, empresa biotecnológica que ha recibido el respaldo inversor del fundador de Amazon, Jeff Bezos.

Es lo que conocemos como ‘longevidad’, precisamente el campo de acción de una de las startups valencianas especializadas en el futuro de la salud y bienestar para la tercera edad: Rosita. Su fundadora, Clara Fernández, señala como grandes desafíos del sector eHealth la parametrización, la salud personalizada, la longevidad, y la incorporación al día a día de las personas de las pautas correspondientes.

Hay grandes retos por delante, por un lado convertir la tendencia de parametrización en una tendencia de salud personalizada utilizando estos datos, y por otro lado expandir segmentos de la población. Que un atleta treintañero se mida las pulsaciones es una gamificación divertida, que una persona de 65 años mida su salud cardíaca puede evitarle una muerte temprana”, indica Fernández.

“La nueva ola de eHealth tiene que centrarse mucho en lo que llamamos ‘behavioural change’. La sociedad no necesita más estudios de por qué fumar es malo, necesita herramientas reales para dejar de fumar. Lo mismo ocurre con todas las patologías y toda la medicina de estilo de vida, hay que encontrar la forma en la que las personas se muevan, pierdan peso, duerman bien. Hay que encontrar cómo crear hábitos saludables de manera sostenible”, destaca la fundadora de Rosita, que a través de su aplicación móvil facilita la creación de estos hábitos a sus usuarios. 

Entre sus retos, acompasar la estrategia valenciana de ‘región saludable’ con los planes de Rosita para ser una referencia en el ámbito de la longevidad. “Es un honor ser nombrados ‘healthiest region in the world’ para que nos ayude a visibilizar la calidad de vida en la ciudad y conseguir que todos los stakeholders sigan fomentando el desarrollo del ecosistema que se está creando. Dentro del ecosistema de salud, la longevidad es clave por ser un océano azul de dimensiones incalculables y hay muy pocos players en la actualidad”, sostiene Fernández.

El futuro de la salud en empresas tecnológicas valencianas

“Rosita tiene muchos elementos clave para posicionar Valencia como líder europeo dinamizador de la eLongevity. Su metodología se basa en integrar tecnología, ciencia y psicología del comportamiento combinando de manera novedosa a médicos valencianos reconocidos mundialmente como son el Dr. Viña o el Dr. Pascual Leone, las últimas tecnologías de la Biomedicina y al Human Lab de la Escuela de Longevidad del Balneario de Cofrentes para poder descubrir realmente cómo cambiar los hábitos a largo plazo”, apunta la fundadora de Rosita.

Una ambición necesaria para conseguir grandes propósitos y que puede mirarse en el espejo de otro nicho como el de la medicina reproductiva, donde Valencia es un referente mundial. 

“Dentro de 5 años todas las personas controlarán su salud de una manera mucho más proactiva, traqueando la evolución de biomarcadores de manera preventiva y creando planes personalizados. Rosita va a ser la herramienta clave para las personas a partir de los 60 que quieran planificar sus siguientes 30 o 40 años con salud y energía”, vaticina la emprendedora valenciana.

futuro de la salud

Desafíos del sector eHealth: salvaguardar la privacidad del dato

Como en muchos otros sectores de innovación, sino ya en todos ellos, el rastreo y monitorización de los datos es clave para establecer modelos predictivos que den pie a planes de salud personalizados para el usuario.

De ahí la revolución de los wearables, inicialmente enfocados a la mejora del rendimiento deportivo y ahora más enfocados en la salud y bienestar del usuario. Cabe recordar la compra de FitBit por parte de Google por más de dos mil millones de dólares, o toda la inversión de Apple por mejorar cada una de las versiones de su smartwatch. El futuro de la salud pasará por la tecnología inevitablemente.

También en el ecosistema emprendedor valenciano contamos con startups del sector eHealth cuyo dispositivo principal es un wearable. Es el caso de Wito, que mide biomarcadores como la glucosa, presión sanguínea, ritmo cardiaco, oxígeno en sangre o temperatura, entre otros.

Salvador Albalat, su CEO, explica que se centran en desarrollar dispositivos para el control de enfermedades crónicas, por ejemplo “una pulsera de bajo coste para personas con diabetes de tipo 1 y 2” y que también “podrá servir para otras enfermedades como el Alzheimer”.

“El cambio de paradigma es el principal reto al que se enfrenta el sector eHealth”, expresa Albalat. Con la introducción de estos dispositivos, “la tecnología va a permitir controlar a distancia a los pacientes, con el consecuente ahorro de costes, y mediante inteligencia artificial se podrán obtener diagnósticos con mayor inmediatez”, explica el máximo responsable de Wito.

El futuro de la salud según las grandes consultoras

Precisamente, informes de grandes consultoras como Gartner o Deloitte al respecto del futuro del eHealth ponen el foco en el tratamiento de los datos como principal activo, pero también como punto débil para las compañías a la hora de llegar a un usuario receloso de su privacidad.

“La toma y tratamiento de datos médicos todavía representa uno de los riesgos principales para los que operamos en este sector”, confirma Albalat. Al mismo tiempo, apunta al blockchain como principal aliado para salvaguardar la privacidad de esta información y ganar la confianza del usuario.

Por último, considera que “Valencia siempre ha sido un polo de innovación en el sector salud” y que para despegar es necesario “implicar no solamente a la administración, también al sector privado con iniciativas como un hub específico de salud”.

Consulta en el directorio de Startup Valencia más startups relacionadas con el futuro de la salud: eHealth, Wellbeing & MedTech como Quibim, Epixlife, ARTHEx Biotech, Cuidum, Genotipia y Corify Care o las mencionadas en este reportaje, Rosita y Wito.

 

 

Trabajar juntos
nos hace más fuertes

Trabajar juntos
nos hace más fuertes

¡ÚNETE!