El 19 de noviembre se celebra el Día de la Mujer Emprendedora, una fecha marcada por la ONU en 2014 con el objetivo de visibilizar y poner en valor el trabajo de las mujeres que se han lanzado a la aventura de emprender. 

El papel de las mujeres en el ecosistema emprendedor de nuestro país es notable, siendo responsables de buena parte del desarrollo económico y social español. No obstante, como en otros campos y sectores, la participación de mujeres en la actividad emprendedora es todavía minoritaria en relación con los hombres. Aunque se trata de una tendencia que evoluciona anualmente hacia cifras más equitativas.

Dice la filósofa Amelia Valcárcel, cuando le preguntan sobre qué más quieren las mujeres, ahora que ya tienen todos sus derechos reconocidos, que las mujeres deben tener derecho a la mitad de todo, ya que son el 52% de la población mundial. En el campo del emprendimiento, esta participación de hombres y mujeres al 50% todavía no se ha alcanzado, pero es un brecha que se reduce cada año, según los datos de GEM España.

En 2017, el Informe Especial GEM sobre Emprendimiento Femenino ya reflejaba que la brecha entre mujeres y hombres emprendedores está disminuyendo. En concreto, señalaba el documento, en España la diferencia de género se había estrechado un 36% en la última década. Esta misma institución publicaba en 2020 su informe Mujer Emprendedora en el que se recogía que, como ya se evidenciaba en el contexto internacional, las mujeres en España participan en menor medida en las diferentes fases del proceso emprendedor. 

De la lectura de los datos se desprende la existencia de esta brecha que venimos señalando desde el principio, pero también se observa la transformación gradual de esta situación. Como hemos comentado, los informes recogen que la diferencia se estrecha más cada año. Tanto que, según el último Informe GEM, en 2021 el porcentaje de emprendedoras aumentó en todas las fases del proceso emprendedor.

En concreto, en actividad emprendedora reciente (TEA), el pasado año, el número de mujeres superó a los hombres, un 5,6% frente a un 5,4%. Este mismo informe refleja que el número de mujeres emprendedoras supera a los hombres en las franjas de edad 18-34 y 35-44. Las mujeres emprenden más jóvenes (18-44 años), mientras que los hombres lo hacen a edades cada vez más tardías. Además, en 2021 el porcentaje de mujeres emprendedoras con educación universitaria superó al de los hombres en todas las fases del proceso emprendedor.

Si nos fijamos en los datos de nuestro propio ecosistema innovador y tecnológico, el Informe 2022 del Observatorio de Startups de la Comunidad Valenciana elaborado por Startup Valencia, con datos hasta septiembre, recoge que más de un tercio de las startups valencianas han sido fundadas por mujeres, en concreto un 36%. Asimismo, el 80% de las startups analizadas afirman estar comprometidas con la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsados por Naciones Unidas.

Desde Startup Valencia consideramos que son datos que apuntan al optimismo, que confirman que en un futuro próximo las mujeres tendrán la mitad de todo, también en el ecosistema innovador y tecnológico. Las emprendedoras están reivindicando su papel e importancia como dinamizadoras de la economía valenciana, con proyectos emprendedores que aportan un valor diferenciado.

Para impulsar con más fuerza esta transformación y acelerarla, desde la asociación son numerosos los encuentros y actividades donde buscamos visibilizar el talento de las mujeres de nuestro ecosistema, para que sirva de inspiración y, con ello, aumente la cuota de representatividad de la mujer en este sector.

 

 

Trabajar juntos
nos hace más fuertes

Trabajar juntos
nos hace más fuertes

¡ÚNETE!

Share